Las ciudades son lugares llenos de gente y vacíos de humanidad. Nos sentimos solos y deprimidos ante tanto edificio, tantos vehículos, tanto ruido, tanta soledad. Somos muchos pero estamos solos. Pero entre tanta soledad hay Alguien que camina junto a nosotros. Que nos escucha. Nos comprende. Nos ama. Siente nuestras soledades y depresiones. Alguien lo llamó PADRE y nos invitó a que le conversáramos, le contáramos nuestras angustias y nuestras penas para que se puedan convertir en alegrías y esperanzas. Te invito a que converses on nuestro Padre Dios de una forma distinta, poco convencional, la de rezar por la calle y no en el templo, la de sentir la alegría de vivir de cada día, la de conversar con Alguien que nos escucha y ama. Alguien que es Padre. Y Amigo. Y Compañero del Camino de la Vida.

Escucha la Tertulia en Podomatic

Oración por el enfermo

Tuesday, March 3, 2015

¡No Botes el Cajón!

Un ancianonito permanecía sentado en el pórtico de su casa,
demasiado viejo para trabajar en la finca, mientras su hijo y
el resto de la familia araban el campo para la siembra. 
El hijo mira al anciano y piensa para sus adentros: 
"Ya está muy viejo... ¡Todo lo que hace es comer y producirnos 
gastos y molestias! ¿Qué nos puede aportar? 
Lo mejor es salir ya de ese viejo estorboso."
Así pues, el hijo construye un cajón; lo 
arrastra hasta el pórtico y ordena bruscamente a su padre: "¡Padre, métete ahí dentro!"
Cuando el anciano, con paso vacilante, logra meterse 
dentro de la caja, el hijo le coloca la tapa y la clava fuertemente; la monta sobre una carreta tira por dos bueyes y se encamina montaña arriba hasta un elevado peñasco. 
Al llegar a la cumbre, el hijo oye unos golpes que lo llaman desde el interior de la caja y pregunta: "¿Qué quieres, papá?"  
La voz del padre responde desde el interior: "Hijo, ya comprendo lo que estás haciendo conmigo; me vas a matar porque ya no te sirvo de nada... pero déjame darte como padre un último consejo: -Te sugiero que me tires a mí por el despeñadero; pero conserva el cajón, porque muy probablemente tus hijos llegarán a necesitarlo dentro de unos años... "
 Puedes tener muchas excusas para hacerlos a un lado, 
pero hay que prestarles atención, ayuda, cariño, 
en los años de vejez y durante sus enfermedades. 
No podemos hacerlos a un lado, después de haber trabajado y de cuidarnos, sus años de vejez deben ser dignos y sobretodo rodeados de amor. 
La Biblia dice: Honra a tu padre y a tu madre, para que se prolonguen tus días sobre la tierra que el Señor, tu Dios, te va a dar. (Éxodo 20: 12)

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~
Tienda del Siglo 21
¿Necesitas biblias?, ¿Rosarios de Jerusalén? ¿Aceites? Biblias en Español o Inglés?, etc.? Visita nuestra tienda cibernética en la comodidad de tu hogar…

·  La Tienda
Father Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo El Siglo 21
330 West 38 Street
Suite 503
New York, NY 10018
212-244-4778

Radiosigloxxi@aol.com

~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~~