Las ciudades son lugares llenos de gente y vacíos de humanidad. Nos sentimos solos y deprimidos ante tanto edificio, tantos vehículos, tanto ruido, tanta soledad. Somos muchos pero estamos solos. Pero entre tanta soledad hay Alguien que camina junto a nosotros. Que nos escucha. Nos comprende. Nos ama. Siente nuestras soledades y depresiones. Alguien lo llamó PADRE y nos invitó a que le conversáramos, le contáramos nuestras angustias y nuestras penas para que se puedan convertir en alegrías y esperanzas. Te invito a que converses on nuestro Padre Dios de una forma distinta, poco convencional, la de rezar por la calle y no en el templo, la de sentir la alegría de vivir de cada día, la de conversar con Alguien que nos escucha y ama. Alguien que es Padre. Y Amigo. Y Compañero del Camino de la Vida.

Escucha la Tertulia en Podomatic

Oración por el enfermo

Wednesday, January 10, 2018

Enero 21, 2018, Misa en Honor al Divino Niño

Queridos hermanos, el Domingo  21de Enero, 2018  a las 2:00 de la tarde celebraremos la misa en honor al Divino Niño Jesús, en la
Parroquia de San Columba, 343 West 25th Street, New York, NY  10001  en Chelsea, 
entre 8va  y 9na avenidas....en Manhattan.
Si usted no puede asistir, envienos sus peticiones en este blog, por email Radiosigloxxi@aol.com  o llamando a nuestra oficina 212-244-4778  y Rezaremos por sus inteciones.
Unidos en la Oración,

P. Tomás  del Valle-Reyes
P.O. BOX 1170
New York, NY 10018
212-244-4778

EL VASO DE AGUA SUCIA

Una alumna de un colegio falto a clases por una 
semana, 
y otra compañera empezó a decir que la primera no 
asistía a clases porque estaba embarazada y se 
estaba practicando un aborto.
La maestra escucho los comentarios y llamo a la 
muchacha a su oficina, y le dijo: 
“Por favor, tráeme un vaso de agua bien lleno”.
La estudiante se lo trajo. La maestra le dijo: 
“tira toda el agua al piso”. 
La muchacha titubeo, pero al final obedeció.
Después de derramada el agua en el suelo, la maestra le dijo:
“ahora, recoge el agua del piso y ponla en el vaso”.
“No se puede”, dijo la alumna. Y la maestra le repitió: “Hazlo”.
La alumna, con Paños y servilletas, recogió todo lo que pudo y así llego a 
llenar medio vaso de agua, y estaba sucia. La maestra le dijo a la alumna: 
“Así es como ha quedado la fama y el honor de tu compañera”. 
“Aun cuando quieras reparar el mal que haz hechos, no podrás hacerlo totalmente”. 
"Tu compañera falto a clases porque estaba en el entierro de su padre, que falleció hacer unos días”.
Con cuanta facilidad, hablamos sin saber verdaderamente la realidad de las 
cosas y sobre todo desconociendo, la esencia sagrada misma, de las personas 
que nos rodean. Que inocencia tan grande, hacernos eco de rumores malsanos 
y destructivos, seamos más humanos, seamos mas personas.