Las ciudades son lugares llenos de gente y vacíos de humanidad. Nos sentimos solos y deprimidos ante tanto edificio, tantos vehículos, tanto ruido, tanta soledad. Somos muchos pero estamos solos. Pero entre tanta soledad hay Alguien que camina junto a nosotros. Que nos escucha. Nos comprende. Nos ama. Siente nuestras soledades y depresiones. Alguien lo llamó PADRE y nos invitó a que le conversáramos, le contáramos nuestras angustias y nuestras penas para que se puedan convertir en alegrías y esperanzas. Te invito a que converses on nuestro Padre Dios de una forma distinta, poco convencional, la de rezar por la calle y no en el templo, la de sentir la alegría de vivir de cada día, la de conversar con Alguien que nos escucha y ama. Alguien que es Padre. Y Amigo. Y Compañero del Camino de la Vida.

Escucha la Tertulia en Podomatic

Oración por el enfermo

Thursday, November 29, 2012

Gracias, Gracias. Gracias

“Gracias a la vida que me ha dado tanto” reza una canción muy popular en nuestra cultura latina. Y eso es lo que hoy, 29 de noviembre, me atrevo a cantar y recordar. Hoy ha sido mi cumpleaños. Y no sé cómo muchos de ustedes se han enterado. Y les ha faltado tiempo para enviarme su felicitación y su deseo de alegría y felicidad. Con muchos he compartido alegrías y tristezas, penas y esperanzas. Todo ello a través de las nuevas vías de comunicación: Facebook, Sonico, MySpace, Stumbleupon, Twitter, Google-share,Linkedin, Plaxo, emails, teléfono… en fin que me han abrumado y sobrepasado. Y hoy es mi día de Acción de Gracias. A nuestro buen padre Dios, que me llamó un día y me dio las fuerzas para seguirlo y poderle descubrir en todos ustedes. A la vida. A su amistad y cariño. Quizás nunca nos veamos físicamente, pero quiero que sepan que ustedes son la familia que me ha regalado el Señor. Todavía puedo soplar las velas, como me preguntaba Luna, quien cuenta con 6 años, tengo fuerzas para seguir soñando, todavía pienso seguir dando candela. Son 65 los otoños que he vivido, lo cual me hace entrar en la categoría de la tercera edad, o sea, de las personas mayores, o mejor de los “seniors” pero con corazón e ilusión de niño inquieto y soñador. Gracias, amigos por su felicitación, su recuerdo, su cariño. GRACIAS!!!