Las ciudades son lugares llenos de gente y vacíos de humanidad. Nos sentimos solos y deprimidos ante tanto edificio, tantos vehículos, tanto ruido, tanta soledad. Somos muchos pero estamos solos. Pero entre tanta soledad hay Alguien que camina junto a nosotros. Que nos escucha. Nos comprende. Nos ama. Siente nuestras soledades y depresiones. Alguien lo llamó PADRE y nos invitó a que le conversáramos, le contáramos nuestras angustias y nuestras penas para que se puedan convertir en alegrías y esperanzas. Te invito a que converses on nuestro Padre Dios de una forma distinta, poco convencional, la de rezar por la calle y no en el templo, la de sentir la alegría de vivir de cada día, la de conversar con Alguien que nos escucha y ama. Alguien que es Padre. Y Amigo. Y Compañero del Camino de la Vida.

Escucha la Tertulia en Podomatic

Escucha La Tertulia con Padre Tomas Del Valle

Friday, January 4, 2019

Misa De Sanación Febrero 1, 2019-pics

Misa De Sanación Y Reconciliación  
Te invito a Nuestra misa de Sanación el Viernes, 01 de Febrero, 2019 a partir de las 7:00 PM.
Rezaremos juntos por nuestros hermanos "Privados de Libertad" sus familias y por nosotros mismos. 
St. Columba Church
343 West 25th Street, 
New York, NY 10001,
entre 8va y 9na Avenidas. 
Si no puedes asistir, envia tus peticiones por email a Radiosigloxxi@aol.com o Escribe a: 
Descubriendo el Siglo 21, 
P. O. Box 1170 , New York, NY 10018. 
También puedes llamar al 212-244-4778 o al celular de la oficina
917-499-9715 y se rezará por tus intenciones. 
P. Tomás del Valle-Reyes 
Oración de Sanación interior 
Señor, sé que Tú me amas y me bendices, todos los días te alabo, te bendigo, te doy gracias porque eres grande y maravilloso, bendito seas. 
En este momento quiero entregarte, darte, donarte todos mis problemas porque sé que Tú me puedes ayudar, porque sé que Tú me puedes dar la paz que necesito. 
Buen Jesús, en los momentos de oscuridad ilumina mi vida, sé el sol que se asoma por mi ventana, permíteme saber hacia dónde caminar. 
Te pido, amado Dios, que en los momentos de tristeza me des alegría. 
Me entrego a Ti y te suplico que actúes en mi corazón. 
Tú sabes que necesito de Ti, de tu protección, de tu fortaleza.
Sin Ti no soy capaz de vencer, sin Ti los problemas me vencen pero contigo todo lo puedo. 
Te digo Señor que Tú eres un Dios bueno, alabado y glorificado seas. 
Tú conoces mis debilidades y angustias en este momento, te pido que me llenes de tu bendición. 
Sé que Tú, en este momento estás pasando por aquí, Tú estás llenando de paz y serenidad a todos los que en este momento rezan esta oración, gloria a tu nombre bendito por siempre. 
Ven Señor a tocar mi corazón que te necesita por diferentes situaciones, hoy te necesito más que nunca en mi vida.  
Ven Señor en mi ayuda, ven en mi auxilio, clamo a Ti, clamo por tu protección, clamo por tu fortaleza, clamo por tu perdón. 
Entra a mi corazón y renuévame, quita de mí las indecisiones, la tristeza, la melancolía, todo sentimiento de fracaso, de depresión, fobias, miedos, temores… 
Toma Señor mi dolor, bendito seas Jesús. 
Mueve tu mano sanadora en mí, mueve Señor, tu mano poderosa para sentirme fortalecido. 
Las cosas no salen como las espero, Señor mío. Confío en Ti, confío en tu amor, sé que sólo Tú me puedes dar lo que nadie me puede dar.  
Tú eres el amigo que nunca falla. 
Señor, transfórmame con tu poder y tu misericordia. 
Bendito seas Jesús, bendito sea tu Santo Nombre. 
Hoy, quiero entregarte Señor, todo mi tiempo, mis emociones, mis sentimientos, mis pertenencias, mis bienes materiales, mi vida, mi enfermedad. 
Te entrego, Señor mío, todo, absolutamente todo lo que tengo y todo lo que soy. 
Santo, Santo, Santo eres Señor, Dios del Cielo y de la tierra, digno de adoración. Bendito y alabado seas, Santo eres Tú. Gloria a Ti, Gloria y alabanza por siempre. Quiero unirme a los coros celestiales, a todos los coros angelicales y glorificarte con todos ellos. 
Te quiero bendecir por toda la eternidad con mi testimonio de vida. 
Tuyo soy Señor, tuyo soy. Sé que tu amor se derrama en mi vida en estos momentos y estás tocando lo profundo de mi corazón, sanando toda herida, toda frustración, todo dolor. 
Vienes a mi vida a darme consuelo y fortalecerme con tu compañía. 
Ven y quédate Jesús, quédate. 
Amén.
Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778
Post a Comment