Las ciudades son lugares llenos de gente y vacíos de humanidad. Nos sentimos solos y deprimidos ante tanto edificio, tantos vehículos, tanto ruido, tanta soledad. Somos muchos pero estamos solos. Pero entre tanta soledad hay Alguien que camina junto a nosotros. Que nos escucha. Nos comprende. Nos ama. Siente nuestras soledades y depresiones. Alguien lo llamó PADRE y nos invitó a que le conversáramos, le contáramos nuestras angustias y nuestras penas para que se puedan convertir en alegrías y esperanzas. Te invito a que converses on nuestro Padre Dios de una forma distinta, poco convencional, la de rezar por la calle y no en el templo, la de sentir la alegría de vivir de cada día, la de conversar con Alguien que nos escucha y ama. Alguien que es Padre. Y Amigo. Y Compañero del Camino de la Vida.

Escucha la Tertulia en Podomatic

Escucha La Tertulia con P. Tomas Del Valle

Sunday, November 20, 2022

Ilumina Señor a tu pueblo

Te bendecimos, Señor, a ti que eres nuestra luz, y te 
pedimos que este domingo que ahora empezamos
transcurra todo él consagrado a tu alabanza.
Tú que por la resurrección de tu Hijo quisiste iluminar el mundo, 

haz que tu Iglesia difunda entre todos los hombres la alegría pascual.
Tú que por el Espíritu de la verdad adoctrinaste a los 

discípulos de tu Hijo, envía este mismo Espíritu a tu Iglesia 
para que permanezca
siempre fiel a ti.
Tú que eres luz para todos los hombres, acuérdate de los que viven aún 


en las tinieblas y abre los ojos de su mente para que te reconozcan a ti, único
Dios verdadero.
Amen.


Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778
Text/WhatsApp: 917-499-9715





Sunday, November 13, 2022

ORACIÓN PARA LAS ALMAS DEL PURGATORIO

Dios omnipotente, Padre de bondad y de misericordia, apiadaos de las benditas almas del Purgatorio y ayudad a mis queridos padres y antepasados. 
A cada invocación se contesta:
 ¡Jesús mío, misericordia! 
Ayudad a mis hermanos y parientes. 
Ayudad a todos mis bienhechores espirituales y temporales. 
Ayudad a los que han sido mis amigos y súbditos. 
Ayudad a cuantos debo amor y oración. 
Ayudad a cuantos he perjudicado y dañado. 
Ayudad a los que han faltado contra mí. 
Ayudad a aquellos a quienes profesáis predilección. 
Ayudad a los que están más próximos a la unión con Vos. 
Ayudad a los que os desean más ardientemente. 
Ayudad a los que sufren más. 
Ayudad a los que están más lejos de su liberación.
Ayudad a los que menos auxilio reciben. 
Ayudad a los que más méritos tienen por la Iglesia. 
Ayudad a los que fueron ricos aquí, y allí son los más pobres. Ayudad a los poderosos, que ahora son como viles siervos. 
Ayudad a los ciegos que ahora reconocen su ceguera. 
Ayudad a los vanidosos que malgastaron su tiempo. 
Ayudad a los pobres que no buscaron las riquezas divinas. 
Ayudad a los tibios que muy poca oración han hecho. 
Ayudad a los perezosos que han descuidado tantas obras buenas. 
Ayudad a los de poca fe que descuidaron los santos Sacramentos. 
Ayudad a los reincidentes que sólo por un milagro de la gracia se han salvado. 
Ayudad a los padres que no vigilaron bien a sus hijos.
Ayudad a los superiores poco atentos a la salvación de sus súbditos. 
Ayudad a los pobres hombres, que casi sólo se preocuparon del dinero y del placer. 
Ayudad a los de espíritu mundano que no aprovecharon sus riquezas o talentos para el cielo. 
Ayudad a los necios, que vieron morir a tantos no acordándose de su propia muerte. 
Ayudad a los que no dispusieron a tiempo de su casa, estando completamente desprevenidos para el viaje más importante. 
Ayudad a los que juzgaréis tanto más severamente, cuánto más les fue confiado. 
Ayudad a los pontífices, reyes y príncipes. 
Ayudad a los obispos y sus consejeros. 
Ayudad a mis maestros y pastores de almas. 
Ayudad a los finados sacerdotes de esta diócesis.
Ayudad a los sacerdotes y religiosos de la Iglesia católica. 
Ayudad a los defensores de la santa fe. 
Ayudad a los caídos en los campos de batalla. 
Ayudad a los sepultados en los mares. 
Ayudad a los muertos repentinamente. 
Ayudad a los fallecidos sin recibir los santos sacramentos. 
V. Dadles, Señor, a todas las almas el descanso eterno. 
R. Y haced lucir sobre ellas vuestra eterna luz. 
V. Que en paz descansen. 
R. Amén.

 
Descubriendo el Siglo 21

Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778
Text/WhatsApp: 917-499-9715

Sunday, November 6, 2022

ORACIÓN AL CORAZÓN DE JESÚS POR UN ENFERMO.

ORACIÓN AL CORAZÓN DE JESÚS POR UN ENFERMO
 Dulcísimo Jesús, que dijistes:
“Yo soy la Resurrección y la Vida”, que recibiendo y llevando en Vos nuestras enfermedades, curabas las dolencias de cuantos se te acercaban; a Ti acudo para implorar de tu Divino Corazón a favor de los enfermos, suplicándote por intercesión de tu Santísima Madre, la bienaventurada siempre Virgen María, salud de los enfermos, quieras aliviar y sanar en la presente enfermedad a tu siervo …….. , si es conveniente para su bien espiritual y el de mi alma.
Señor Jesús, que al funcionario real que te decía:
“Venid, Señor, antes que mi hijo muera”
le respondisteis: “Vete, tu hijo vive”.
Sánalo, Señor. Señor Jesús, que al ciego de Jericó, que sentado junto al camino te decía en alta voz: “Jesús, Hijo de David, ten piedad de mí”, le respondiste: “Recupera tu vista, tu fe te ha salvado”, y al momento vio.
Sánalo, Señor. Señor Jesús, que diciendo: “Quiero, sé limpio”, limpiaste al leproso, que te decía suplicante: “Señor, si quieres puedes limpiarme”. 
Sánalo, Señor. Señor Jesús, que librasteis al mudo poseído del demonio, hablando luego con admiración a las turbas el que antes era mudo. 
Sánalo, Señor. Señor Jesús, que sanaste al enfermo que llevaba treinta y ocho años de su enfermedad, junto a la piscina de las ovejas, diciéndole: “Levántate, toma tu camilla y anda” y anduvo. Sánalo, Señor. Señor Jesús, que delante del hijo muerto de la viuda de Naím, enternecido, dijiste a la madre: “No llores”; y tocando el féretro, añadiste: “Joven, a ti te digo, levántate”; entregándolo luego vivo a su madre. 
Sánalo, Señor. 
Señor Jesús, que dijisteis: “Bienaventurados los que lloran porque ellos serán consolados”. 
Sánalo, Señor. Señor Jesús, que dijisteis: 
“En verdad, en verdad te digo, que todo cuanto pidieras al Padre, en mi Nombre, os lo dará”.
Sánalo, Señor. Omnipotente y sempiterno Dios, eterna salud de los que creen, escúchanos en bien de tus siervos enfermos, por quienes imploramos el auxilio de tu Misericordia; a fin de que recobrada la salud, te den en tu Iglesia ferviente acción de gracias. Por Cristo Nuestro Señor. 
Así sea.
Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778
Whatsapp 917-499-9715

Diciembre 04, 2022-Misa en honor al Divino Niño Jesús

Queridos hermanos, el Domingo 04 de Diciembre, 2022  a partir de las 2:00 

de la tarde, celebraremos la misa en honor al 
Divino Niño Jesús, en la 
St John The Baptist, 
213 West 30 Street, 
New York, NY 10001,
Entre 8va  y 7ma Avenidas....al lado del Madison Square Garden (Manhattan).
Si usted no puede asistir, envíenos sus peticiones en 
este blog, por email Radiosigloxxi@aol.com 
 212-244-4778  917-499-9715
y Rezaremos por sus intenciones.
Unidos en la Oración,
P. Tomás del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York,  NY 10018

Sunday, October 30, 2022

ORACION POR LOS ENFERMOS DE CUERPO ENTERO

ORACION POR LOS ENFERMOS DE CUERPO ENTERO
Jesús sabemos que tú estás presente en el santísimo sacramento del altar con tu cuerpo, sangre, alma y divinidad. Bendito y adorado sea el sacratísimo Corazón Eucarístico de Jesús.
-Te alabamos y bendecimos quisiste tener una mamá para que te diera su cuerpo y su sangre para que tú la derramaras por nosotros.
Gracias Jesús.
-Y como María queremos abandonarnos a tu voluntad, para que en tus manos de alfarero divino reconviertas nuestra vasija en una obra de arte para ti.
-Aquí estoy Jesús tal y como soy, tal vez humillado, tal vez perseguido, incomprendido, calumniado, alegre, triste, enfermo, sea como sea mi estado te digo “Señor hágase en mí según tu Palabra” 
Tú eres Cristo Jesús Salvador de mi historia presente pasada y futura, ven a caminar por ellas y bendícelas.
-Tú curaste a los leprosos, cura mi lepra espiritual, producida por mi pecado, pecado de soberbia, debilidad o ignorancia, arrogancia que fueron los que originaron en mi enfermedad. Clávalos Cruz y unge mis heridas con tu bendita sangre. 
-Tú que abriste los oídos a los sordos, cura y libérame del espíritu de ceguera que no me permite verte para poder alabarte y bendecirte, ni me permite ver las necesidades de mis hermanos. 
 -Tú que sanaste a los epilépticos y a los mudos, libérame de los espíritus de epilepsia y mudez que me impiden expresarme y transmitir tu palabra con sabiduría, prudencia, claridad, afecto y firmeza.
-Tú que hiciste caminar a los paralíticos, libérame del espíritu de parálisis s que me impiden moverme y me dejan postrado largo tiempo haciéndome perder la alegría y no sé donde debo ir para cumplir tu voluntad, y no me dejan caminar para evangelizar.
-Tú que resucitaste a los muertos, resucita las áreas de mi vida y de mi historia que están marchitas, agonizantes o muertas. Resucita mi matrimonio, mi trabajo, mis relaciones familiares, con mis hermanos de grupo, resucita mi corazón que murió al amor, o a mis sentimientos que mataron, o dejaron herido y no puedo amar más.
-Tú que liberaste a los poseídos por el espíritu del mal, libérame de toda influencia maligna, a mi persona, a mi familia, a mi entorno, y cólmame de tu espíritu santo para que rotas las cadenas que me atan pueda reflejar tu gloria a través de tu obra. 
-Tú Señor que sanaste a tus discípulos del miedo que los mantenía encerrados, libérame de toda clase de miedos, al agua, a la gente, a las multitudes, a Dios, a las alturas, a la enfermedad, al dolor, a la muerte, a la soledad a los lugares cerrados. Libérame a mí y toda mi familia. 
Señor tú que abriste el Mar Rojo, ábreme los caminos en mi trabajo, en mis decisiones, en las dudas que me atormentan, en la oscuridad de mi camino de fe. Libérame a mí y a toda mi familia..
Tú que entregaste la bendición a Abrahán, Jacob e Isaac, bendice hoy a toda mi generación Señor. 
A todos mis antepasados, a las generaciones presentes y futuras.
Libéranos de los odios, muertes, suicidios, enfermedades mentales, cualquier tipo de brujerías, magia negra, tarot, ciencias ocultas, maldiciones, etc. y de todo aquello que pudiera estar atado y que me estuviera produciendo un continuo sufrimiento, desesperación, depresión etc. 
Yo renuncio en nombre de Jesucristo a todos los caminos del mal, negatividad y falta de amor. 
Te pedimos que nos liberes del espíritu de blasfemia que tuvieron mis antepasados y que aún me salpican a mí y a mis generaciones futuras. 
-Te pido Señor que traigas a mi mente cualquier actitud negativa arraigada profundamente de dolor odio, remordimiento, desgracia, suicidio, alcoholismo malos tratos, o cualquier tipo de vicio. 
Te pedimos que sean sanadas y liberadas por el misterio de tu presencia Real en la eucaristía. 
Gracias Señor. 
Envíanos a tus santos ángeles y arcángeles para que nos guíen a lo largo del camino a mí y a mi familia. 
Amén

Descubriendo el Siglo 21
Discovering 21century
Fr Tomás Del Valle-Reyes
P. O. BOX 1170
New York, NY 10018
(212) 244 4778
Whatsapp 917-499-9715

Sunday, October 23, 2022

La Eucaristía deleita

La Eucaristía deleita

Muchas almas pierden el deleite actual de la Eucaristía... ¡porque están distraídas en Misa o en la Adoración!
“¡Comed, amigos, bebed, oh queridos, embriagaos!” (Cant 5, 1). 

Santo Tomás aplica este versículo del Cantar de los Cantares a la Eucaristía.
Este es uno de los efectos de la Eucaristía: DELEITAR. (“Delectat”, dice Santo Tomás). 

Así como la comida material deleita al cuerpo, este manjar espiritual deleita al alma.
Por eso: “¡Comed, amigos, bebed, oh queridos, embriagaos!” (Cant 5, 1).
Este sacramento da espiritualmente la gracia junto con la caridad. De ahí que San Juan Damasceno lo compara con el carbón encendido que vio el profeta Isaías: 

“Como el carbón no es simple leña, sino leña con fuego, así el pan de la comunión no es pan corriente, sino pan unido a la divinidad”  

Señor, ¡Jesucristo!, con todo lo que Él es y con todo lo que Él tiene.

¡Oh cosa milagrosa!

El deleite consiste sustancialmente en la prontitud de la voluntad para las obras virtuosas de la vida cristiana.

Además de las distracciones actuales, o sea en el momento de la comunión, ¿qué otras cosas impiden el deleite de la Eucaristía?
Los pecados veniales.
Las faltas veniales actuales impiden el efecto actual de la Eucaristía; no el habitual pero sí el actual.
La dulzura espiritual es infalible por parte del sacramento, pero el afecto actual a las faltas veniales o la distracción actual en el momento de la Comunión -sacramental o espiritual-, impiden el efecto del gozo actual, del fervor espiritual, del deleite o del amor actual, que es todo lo mismo.

"Comed, amigos, bebed, oh queridos, embriagaos!” (Cant 5, 1).
Decía Urbano IV de la Eucaristía: memorial admirable y estupendo, deleitable, suave... en el cual se gusta todo deleite y toda suavidad de sabor y se paladea la misma dulzura de Dios...” Y León XIII: “derrama en (las almas) gozos dulcísimos, que exceden en mucho a cuanto los hombres puedan en este punto entender y ponderar”.
Por eso: Amigos queridos, ”¡Comed, ... bebed, ...embriagaos!” (Cant 5, 1).


Padre Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo El Siglo 21
P.O. BOX 1170
New York, NY 10018
212-244-4778
917-499-9715 WhatsApp only

Radiosigloxxi@aol.com
www.descubriendoelsiglo21.com/

Sunday, October 16, 2022

NO TE RINDAS NUNCA...

NO TE RINDAS NUNCA...
Una vez más, la joven maestra leyó la nota adjunta a
la hermosa planta de hiedra.

"Gracias a las semillas que usted plantó, algún
día seremos como esta hermosa planta.
Le agradecemos todo lo que ha hecho por nosotras.
Gracias por invertir tiempo en nuestras vidas".
Una amplia sonrisa iluminó el rostro de la maestra
mientras por sus mejillas corrían lágrimas de agradecimiento.
Como el único leproso que manifestó gratitud hacia
Jesús cuando fue sanado, las chicas a quienes les había dado clase en la escuela dominical, se acordaban de agradecer a su maestra.
La planta de hiedra representaba un regalo de amor.
Durante meses la maestra regó fielmente la planta en crecimiento.
Cada vez que la miraba, recordaba a esas adolescentes
especiales y eso la animaba a seguir enseñando.
Pero al cabo de un año, algo sucedió.
Las hojas empezaron a ponerse amarillas y a
caerse, todas, menos una.
Pensó en deshacerse de la hiedra, pero decidió seguir
regándola y fertilizándola.
Un día, al pasar por la cocina, la maestra vio que la planta tenía un brote nuevo.
Unos días después, apareció otra hoja, y luego otra más.
En pocos meses, la hiedra estaba otra vez convirtiéndose
en una hermosa planta. Henry Drummond dice:

"No pienses que no pasa nada, simplemente,
porque no ves tu crecimiento, o no escuchas el zumbido de los motores.
Las grandes cosas crecen silenciosamente".
Hay pocas alegría más grades que la bendición
de invertir fielmente amor y tiempo en las vidas de otras personas.
¡Nunca, nunca te des por vencido con esas plantas!


Padre Tomas Del Valle-Reyes
Descubriendo El Siglo 21
P.O. BOX 1170
New York, NY 10018
212-244-4778
917-499-9715 WhatsApp only

Radiosigloxxi@aol.com
www.descubriendoelsiglo21.com/